Nuestro propósito 

Enfrentados al desastre moral de nuestro mundo; al aumento notable de la pobreza mientras sigue acrecentándose de manera desmedida la fortuna de la plutocracia con un poder sin limite; en el marco de un mundo egoísta, ignorante de las tradiciones y de los padecimientos físicos y morales de sus hermanos; sin desconocer las divisiones atroces en el seno mismo de nuestra fe, ante las tentativas desesperadas de muchos quienes buscan la desaparición de nuestra religión cristiana; y ante la falta de firmeza de ciertas familias reinantes durante las ultimas cinco décadas; los Jefes de las familias regias y nobles constituimos la Fraternidad de Nobles de Casas Tituladas.  

Basamos esta realidad recordando y convalidando en ello nuestra autoridad, deber y derechos enajenables. El apóstol Pablo lo confirma en su epístola a los Romanos 13:1-5 "...predestinados de una cierta manera, sus deberes son de seguir la tradición de la enseñanza de nuestras valores cristianos, de la nación, de la cultura y de la unidad..." 

En cuanto a la aristocracia: cuyas prerrogativas, honores y clase fueron otorgadas por la Iglesia del Cristo Rey, observamos que hubieron divisiones que hoy encuentran su fin de la mano de Príncipes y Nobles de profunda espiritualidad, acción concreta y desinteresado corazón.

Nuestro deber es estar comprometidos frente a la miseria, a la pobreza y a la desgracia del ser humano, para por fin predicar nuestras valores y transmitir nuestros ideales de bondad, generosidad y compasión. 

Pedimos con humildad a Dios todopoderoso que podamos cumplir con los fines que nos propusimos. Que los Arcángeles estén siempre a nuestro lado para protegernos de los enemigos visibles e invisibles. Amén.

Conde von Aarburg,
Ciudad de Menen, Bélgica,
17 de agosto del año de Nuestro Señor de 2005

Centro de información

Avda. Corrientes 1965 - 14º

Ciudad de Buenos Aires

Argentina

(+54) 911 5333 2293